Un púlpito con mucho que contar

Púlpito del Arco de Cuchilleros en MadridEstrenamos semana y lo hacemos reparando en un pequeño elemento urbano casi imperceptible para la gran mayoría de los que transitan por Madrid en su día a día, tanto autóctonos como foráneos. Pocos, muy pocos recaen en la presencia de una barandilla metálica en el interior del Arco de Cuchilleros que vivió en primera persona un episodio deciviso en nuestra historia reciente.

El arco es una de las nueve puertas que posee la Plaza Mayor, posiblemente sea la más evocadora de todas ellas y desemboca en la colorida y efervescente Cava de San Miguel. Su nombre oficial es “Calle de la Escalerilla de Piedra”. En el interior del mismo, antes de dar paso a los estrechos peldaños de su escalinata existe a mano derecha una plataforma de piedra coronada con una barandilla metálica de forma semicircular y que nos evoca claramente a un púlpito.

Como os digo, es muy posible que incluso los que hayáis pasado por este famoso arco ni os hayáis percatado de él, muchas veces el trasiego de personas o la falta de luz le condenan a un papel secundario en el colectivo madrileño. Sin embargo, ahí donde lo veis, tuvo un papel decisivo en la historia de Madrid. Desde esta plataforma, Antonio, un fraile del Convento de San Gil, arengó y motivó con su discurso a una importante masa de madrileños para que se sublevasen contra las fuerzas invasoras. Hablamos de las tropas francesas y de mayo de 1808. Así es, en ese punto se originó el germen que dio lugar a la Guerra de la Independencia. Ahí nació el espíritu que llevó a alzarse contra los hombres de Napoleón.

Otra fecha importante para este iescurridizo rincón fue el 1978, aunque por otros motivos. Durante aquel año parece que los vándalos de Madrid la tomaron con él ya que hasta en dos ocasiones, la segunda un once de noviembre, la barandilla fue robada por lo que el Ayuntamiento tuvo que reponerla.

Como una última curiosidad indicar que junto al púlpito podemos ver el acceso a un portal, a una casa de vecinos. En ese bloque fue donde Benito Pérez Galdós ubicó la vivienda de Fortunata, una de las dos protagonistas de su novela “Fortunata y Jacinta” tal y como se puede apreciar en el siguiente párrafo, extraído del libro.

 «Pues por el orden siguiente, he ido descubriendo estos hechos: Que Fortunata no se ha muerto, que está en Madrid, que vive cerca de la Plaza Mayor , que vive en la Cava de San Miguel, en la casa de los escalones de piedra, que está fuera de cuenta desde hace un mes, y que D. Francisco de Quevedo la asiste».

Capítulo V – La razón de la sinrazón. Parte IV. “Fortunata y Jacinta”.

Fuente de la foto de portada: http://antiguoscafesdemadrid.blogspot.com.es/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s